jueves, 15 de julio de 2010

Soñar con la madre

No recuerdo muchas ocasiones en que haya soñado con mi madre, salvo la vez que subiendo un cerro bajo la lluvia yo desnuda cargaba con una mano a mi mamá y con otra a mi hermana, resbalaba en el lodo, apenas podía subir con ellas a cuestas, nada que decir era el momento que vivía...
Hace una semana atrás soñe nuevamente con mi madre, un sueño bastante feo por decirlo de alguna forma. Peleaba con ella y le pegaba con un jarrón en la cabeza...quería matarla... En la vida real no tengo un conflicto con ella, por eso no entendía mucho este sueño...
Dicen que soñar con la madre tiene que ver con la seguridad, también representa estados de ansiedad o querer volver a la infancia... es posible que esté un poco ansiosa...Pero haciendo un análisis profundo la madre representa también nuestro lado femenino, nuestro lado maternal,y nuestro poder de dar vida. De este modo creo que mi sueño tiene relación con el que mi lado femenino ha estado poco desarrollado. En general siempre he admirado a grandes hombres y no a grandes mujeres, nunca me identificado con la maternidad y probablemente quisiera matar esa parte de mi... por lo mismo la relación con la madre como simbolo de lo femenino nunca ha tenido en mí mayor relevancia, quiero a mi madre, pero nuestra relación no es cercana, nunca lo ha sido desde niña. Tampoco en mi época católica pude ser devota de María como madre, siempre me identifiqué más con Dios Padre. Si me dicen sol o luna, prefiero sol, tierra o cielo, cielo claramente... no me veo teniendo hijos, ni cuidando a nadie, me vasta con tener que cuidar de mí misma. Siempre he pensado que me habría gustado socialmente ocupar el lugar de los hombres, mucho vas aventajado en todas las épocas.
Sé que no es bueno querer matar mi lado fémino, menos a jarronasos, sé que es difícil encontrar el equilibrio entre el ying y el yang, es un duro trabajo espiritual. Por ahora lo que más me preocupa es que no muera mi creatividad, espero sanar algún día mi kirón, espero poder acoger a la mujer creadora que llevo dentro. Por ahora estaré atenta a nuevos sueños con mi madre, los que espero sean reconciliadores y sanadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada